fbpx

Hoy os queremos recomendar el novedoso sistema Vacuum Push-Pull o terapia de vacío. Un método con efectos tanto estéticos como terapéuticos,  especialmente indicado para combinarlo con otros tratamientos de adelgazamiento y remodelación, o para corregir los distintos inestetismos que pueda presentar cada persona en particular.

¿En qué consiste?

El sistema Vacuum Push-Pull emplea un procedimiento de succión-compresión mecánica que consigue movilizar la grasa localizada en las distintas zonas del cuerpo. Es una técnica no invasiva que efectúa presión negativa y positiva secuencial, controlada digitalmente. Para ello cuenta con un manípulo con la ergonomía más adecuada para cada zona.

Con este sistema se crea una sensación de vacío o succión que facilita la degradación y la liberación de las células de grasa a través del sistema linfático.

Resulta a su vez, muy eficaz para la eliminación de toxinas que se acumulan bajo la piel, siendo muy beneficioso para trastornos circulatorios asociados al retorno venoso localizado.

Aplicaciones

La vacumterapia o terapia de vacío cuenta con numerosas indicaciones, destacando la celulitis, la reducción de medidas de contorno y el levantamiento de glúteos. En el tejido succionado disminuyen los acúmulos de grasa y  la retención de líquidos en la zona tratada.

En general obtendremos un mejoramiento de la piel aportándole suavidad, además de elasticidad. Sin olvidar que aumentaremos su tonicidad al reestructurar el tejido conjuntivo tanto facial como corporal.

Tratamiento

Las sesiones se suelen realizar dos o tres veces por semana. Su aplicación es indolora, es una terapia suave y masajeante de efectos relajantes. Se recomiendan 8 sesiones aproximadamente, de una duración media de 20 minutos para moldear, reestructurar y revitalizar aquellas zonas donde lo necesitemos combinado con otros tratamientos drenantes.

Call Now Button
Share This