Es uno de los principales problemas con los que nos encontramos al comenzar la “operación bikini”.

Es el momento de comenzar a poner solución a problemas como la retención de líquidos, la flacidez, las estrías y, por supuesto, la celulitis. Esta es, no hay duda, lo primero que queremos eliminar de cara al verano.

Seguro que más de una vez te han surgido dudas sobre este problema estético. ¿Sólo afecta a las mujeres? ¿Está ligada a la obesidad? Os dejamos algunas claves que debes conocer antes de empezar a tratarla. ¡Toma nota!
:: No es un defecto estético asociado a la obesidad. Ni mucho menos. Podemos encontrar a chicas muy jóvenes, en su peso normal, e incluso delgadas, que ya padecen los estragos de la celulitis en glúteos y nalgas, sobre todo. La causa es que su origen no es graso, sino que está relacionado con la piel. La celulitis no es un acúmulo de grasa, sino un problema de los adipocitos las células situadas en la parte superficial de la piel. Durante el transporte de la grasa, dichas células se hinchan y explotan. Al inundarse el espacio intercelular, se dificulta su alimentación y se originan esos pequeños nódulos de colágeno que provocan la llamada piel de naranja.
:: Los hombres pueden tener celulitis. Sí, aunque se trata de un problema eminentemente femenino, en una proporción de un 90% a un 10% para ellas, los hombres pueden padecer también este defecto estético. Ellos también son susceptibles de padecer ciertos desarreglos hormonales y de presentar problemas en su epidermis. Hablamos de otras hormonas y de otro tipo de piel, de ahí el desigual balance.
:: La celulitis es dolorosa. No es lo habitual, pero puede llegar a serlo si nos encontramos en el estadio más avanzado de la afección. La piel suele estar dura y se irrita, molesta y duele con el simple roce.
Si tienes más dudas ven a nuestros Centros AMERICAN SECRETS para recibir asesoramiento sobre el protocolo de tratamientos más recomendado para usted.
 
Share This